view updated

Que Dulce Es

Kiva Talty

     Cuando tenía 4 años, mi familia y yo visitábamos Irlanda. Fue el segundo vez para mi familia, pero unos parientes viajaban ahí con nosotros por la primera vez, como mis tías y tío. En Irlanda, visitábamos varias lugares turísticas como la fabrica de Guinness y el Castillo Blarney, que es famoso para su piedra de Blarney que da "el regalo de 'gab'", que es la habilidad de hablar fácilmente y convincentemente. También visitábamos unos miembros de nuestra familia distantes y aprendíamos sobre nuestra familia.

    Mientras visitábamos el Castillo Blarney, quedábamos en un hotel cerca y de mismo estilo del Castillo, con piedras grandes, agujas y torres. Yo quedaba con mi tía en un cuarto pequeño mientras mis hermanos quedaban con mi otra tía y tío, y mis padres tenían un cuarto propio. Los cuartos eran muy extravagante, con ventanas grandes y cortinas lujosas. Las camas tenían capas de sábanas y todos los detalles en el baño eran brillantes, con colores ricos.

     Una noche, antes de dormirnos, mi tía decidió a ducharse antes de descansar para la noche. Mientras ella duchaba, yo miraba la tele. Hemos comido una cena grande y tenía sueño, pero más que nada tenía sed. Mi madre siempre me ha dicho que no debo beber ninguna cosa del "minibar", así que no lo hizo. Mejor, encontré una botella lujosa de vidrio con un liquido amarillo, y olía dulce. Pensé que fue un jugo, pero tuvo el sabor de miel. Yo, sedienta y impaciente, bebí tres o cuatro vasos del liquido. Después de unos minutos, yo sentí vertiginosa y feliz, pero no comprendí porque (no me importa porque también). De repente, mi tía salió del baño, vio la botella y el liquido en mi vaso, y enloqueció.

     "¡Kiva! ¡Que has bebido!" ella gritó, asaltando la botella y chequeando el nivel del liquido mágico. Ella me puso en la cama y explicó todo sobre el liquido. Me dio que el liquido no era jugo, pero un alcohol de miel que se llama hidromiel. Yo escuché, pero era un desafío a comprender porque estaba en el punto entre ser borracha. Nada mala pasó, pero mi lado irlandés se develó esta noche.